.

Se llamaba la pasarela Manterola.

En esta foto aparece el desaparecido puente que unía la Ermita del Santo con el Paseo de la Virgen del Puerto.

Su toque innovador lo convirtió en uno de los puentes con un mayor atractivo y diseño de todos que hay, o había sobre la M-30.


Estaba suspendido en el aire y sujetado por fuertes cables de acero que creaban el efecto de un puente que se sostenía por si mismo. Por la noche tenía una iluminación espectacular que lo hacía todavía más impresionante.


Fotos no tan antiguas de Madrid
En la iniciación de las obras de la calle 30 fue necesaria su destrucción con lo que el joven puente ( que solo tenía unos años sobre la M-30) fue desmontado y regalado a un país de sudamerica. Ahora mismo no recuerdo cual. Las malas lenguas dicen que está guardado en un almacén de Madrid. Aunque es más creíble las primera versión.


.