Entre las calles de San Mateo y Beneficencia, junto al instituto San Mateo y el Museo Municipal esta la travesía de Modesto Martinez.

La historia de esta calle es de lo más curioso. Modesto Martinez es un madrileño de a pie que no es ni un afamado escritor, ni ningún político o personaje destacado digno de una calle con su nombre.

El madrileño que se inventó una calleLa historia se remonta al año 1999 cuando Modesto organizó una fiesta de despedida de la ciudad con sus amigos y encargó una placa de broma con su nombre para colocarla en un callejón del barrio de Tribunal. La placa permaneció en el mismo lugar durante muchos años y su nombre casi llegó a hacerse oficial.

El madrileño que se inventó una calle

El nombre de la calle madrileña que no existe aparece incluso en algunos callejeros de Madrid, en el BOAM y hasta en Google Earth.

El madrileño que se inventó una calleArriba a la derecha de la foto. La huella de la placa de Modesto Martinez.

La mala noticia es que cuando ayer pasé por el pasaje me encontré con que la placa ya no está en su sitio. Alguien no quiere que Modesto Martinez pase a la historia como el madrileño que se inventó una calle.

Si queréis saber algo más de esta curiosa anécdota os dejo con su blog.
.