.
Un día cualquiera de la semana laboral. Son las 10 y pico de la mañana y empiezan a concentrarse músicos en los andenes de la estación de Metro de Quintana. Es su punto de encuentro.


Los músicos del metro de QuintanaYa llega un tren. Dos de ellos se preparan para subirse a tocar dentro. El tren para y bajan otros dos que les hacen el relevo. En el próximo tren que venga bajarán otros dos y subirán dos más. Este es el el día a día de los músicos de Quintana. Toda la mañana cantando para conseguir unas monedas.

Los músicos del metro de Quintana

Han comprado su billete para entrar pero eso no les da derecho a tocar dentro de los vagones ya que pueden molestar y se considera lógicamente que los trenes solo son para viajar. Metro de Madrid solo permite tocar instrumentos o cantar siempre que no se moleste al resto de viajeros y solo en los pasillos de estaciones que no tengan trasbordo.

.